Anotaciones contra la Conciencia II

Amar la Patria es vivirla, ser parte de ella, de su gente. Los símbolos son abstractos hasta cierto punto. Conjunto de códigos representados en objetos que denotan “algo” que amás; un fetiche. No me excuso por no amar eso; sinembargo me pongo firme al escuchar el himno y saludo la bandera. Son normas con las que mostramos respeto; por algo has de saberte el himno nacional.

La Patria va mucho más allá de esos símbolos. En muchos casos ocurre lo que pasa con la religión: aman y muestran respeto por sus símbolos, pero quedan lejos de respetar realmente el ideal y sus valores, ya ni se diga lo tangible. Dígase “amar al prójimo”.

Amás la Patria si cuidás de ella, si tenes respeto por su gente, su cultura y sus valores. Digamos pues, si sos capaz de dar la vida por ella y su gente, en consecuencia. Eso, si sos capaz de dar verdadero lugar a la tierra que te ha acogido desde tu nacimiento, el polvo al que debieras regresar tras tu paso entre los hombres.

Pueda ser que la Patria se difumine más allá de las fronteras, que las venza. Que venza al egoísta chauvinista que muchos llevan dentro.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s